Tres claves para preparar un gin tonic delicioso

Guia gin tonic perfecto 4Muchas personas adoran esta bebida, y acostumbradas a pedirla en sus locales favoritos quizá piensan que se trata simplemente de una mezcla de ginebra y tónica, a la que hemos añadido una rodaja de limón y un poco de hielo…

¿Pero, realmente es así? ¿Mezclando estos ingredientes obtendremos un resultado que realmente valga la pena? La receta del gin tonic ideal requiere respetar las proporciones, elegir bien las materias primas… Y, en fin, tener en cuenta algunas claves como las que brevemente te explicamos en este post.

1. Las materias primas

La calidad es importante. Básicamente, cuanto más sabor busquemos, más importancia hemos de darle a la calidad de la ginebra. Sobre todo, no bajemos de una calidad media, con la que también podemos obtener resultados maravillosos optando por

La tónica también debe estar cuidadosamente selecionada. No en vano, ocupa dos tercios de la bebida. Más que buscar la más cara, elige aquella o aquellas que no tengan un sabor artificial. Nos será fácil hacerlo si están aromatizadas con verdadera quinina. Además, una buena tónica perderá toda su gracia si no está fría. Por lo tanto, de cabeza al refrigerador, lista para su uso…

Igualmente, el limón debe ser fresco, tanto vede como amarillo, según preferencia, pero con un color lo más vivo posible y un aroma agradable.

2. Las proporciones

Un gin tonic que consigue combinar de forma armónica los distintos sabores, sin que uno o varios de ellos robe todo el protagonismo es un gin tonic que va por buen camino. A la hora de hacerlo, podremos haber introducido antes las copas o el vaso en la nevera. A continuación, introducimos la ginebra a razón de un tercio de ésta por dos tercios de tónica. Después añadimos el hielo, removemos y decoramos con una rodajita de limón.

3. La personalización, clave del éxito
Una vez aprendemos a hacer un gin tonic sencillo, es decir, podemos decir básico o clásico, tanto se da, lo suyo es ir buscando el modo de hacer variaciones.

Por muy rico que esté el gin tonic que hagamos, llegará un momento en el que querremos algo nuevo… Y, sin duda, podemos conseguir grandes resultados si buscamos una buena guía de iniciación y aportamos nuestro toque creativo.

Entre otras opciones, se obtienen resultados fabulosos con botánicos y especias como pimienta de Jamaica, pimienta rosa, cardamomo, quiling canela, bayas de enegro o vainilla en vainas.

Y también encontrarás infusiones ya listas, especialmente diseñadas para realzar el sabor de tu gin tonic o vodka tonic. ¿Que todavía quieres más originalidad? Entonces tenemos algo que te va a encantar: una espectacular mermelada con los sabores clásicos del gin tonic… ¡descúbrela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *