Día de la madre: Ideas de regalo que dibujan sonrisas

Libro risoterapia 2La risa es vida, optimismo, ganas de comerse el mundo… Todo un invento a nuestro alcance, pues basta con sonreír para verlo todo de otro color… Incluso cuando no se está de humor, forzar una pequeña sonrisa hace el pequeño gran milagro y, sin saber cómo ni por qué, acabamos animándonos…

Es un curioso fenómeno que la ciencia ha estudiado, y en el que se basa la técnica de la risoterapia. Porque reirse de vez en cuando, a discreción, es una receta infalible para ver la vida de una forma más positiva. Por suerte, la risa es contagiosa, y su poder no conoce fronteras, y es un lujo al alcance de todos.

Si buscas un regalo fetén para entregar a mamá en su día, busca esa sonrisa y tendrás la mejor recompensa por tu regalo. Es lo que tiene el arte de regalar,  y conseguirlo es tan fácil como hacer una elección adecuada. ¿Difícil? Te será mucho más sencillo si te inspiras en ideas de regalo como éstas, por ejemplo este original libro sobre “Risoterapia”, idóneo para sentirse bien a diario y, en fin, ser cada día un poquito más feliz… ¡Una idea de regalo llena de positivismo, para entregar con una gran sonrisa a mamá!

2009_fopt_1_1_640x360Los regalos cómplices son otra manera de dibujar sonrisas. Seguro que mamá es una luchadora nata, y que lo da todo por su familia, pero aposamos a que también tiene sus pequeños grandes sueños… ¡Anímala a ir a por ellos con estos calcetines con mensaje!

Conoce más detalles sobre estos originales calcetines “Persigue tus sueños” visitando su página en Factoría de regalos, donde podrás conseguirlos a un precio genial y recibirlos con rapidez en tu hogar o en la dirección que desees. Ya envueltos en papel de regalo, y además dentro de una preciosa bolsita tipo kraft ¡Porque mamá ha de creer en sí misma y ser feliz! ¡Un regalo que calienta los pies y también el corazón!

Libro Yo fui a EGBNuestra tercera sugerencia también es un regalo infalible, de esos que mamá no se cansará de mirar y remirar, en este caso de leer y releer o, lo que es lo mismo, de disfrutar sin parar… “Yo fui a EGB” será un flechazo, y mamá no podrá dejar de leerlo con una preciosa sonrisa nostálgica…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *